La Xunta de Galicia está a elaborar el Plan Básico Autonómico, que sustituirá a las actuales Normas Complementarias y Subsidiarias de Planeamento das Provincias da Coruña, Lugo, Ourense e Pontevedra.

El documento se encuentra en fase de Aprobación Inicial, y todo aquel que quiera verlo y/o descargárselo, se encuentra en el siguiente enlace: http://mapas.xunta.gal/visores/descargas-pba/

 

El gobierno gallego comunica la aprobación inicial Plan Básico Autonómico que será referencia para aquellos ayuntamientos que carezcan de planeamiento.

De este modo, y tras pasar por su validación ambiental, el período de información pública será de dos meses cuyo objetivo es promover la participación de los ayuntamientos, a los que se les pedirá informe determinante.

Una vez que concluya esta fase, se elaborará la propuesta final que será aprobada definitivamente por el Consello da Xunta, previo informe favorable de la Comisión Superior de Urbanismo de Galicia, con la previsión de conseguir la aprobación definitiva la mediados del año 2018.

Los objetivos de esta herramienta de planeamiento urbanístico son los de:

  • reflejar las delimitaciones de las aficiones derivadas de la legislación sectorial que inciden sobre el territorio
  • incluir los instrumentos de ordenación del territorio (planes y proyectos sectorial de incidente supramunicipal)
  • identificar la totalidad de los asentamientos de población existentes en Galicia (un total de 33.000)

Este plan básico vendrá a sustituir a las Normas Complementarias y Subsidiarias de Planeamiento provinciales, aprobadas en el año 1991; por lo que 25 años después, es necesario establecer un nuevo marco genérico capaz de adaptarse a la nueva realidad urbanística y servir de apoyo a todos los ayuntamientos

Se trata de una herramienta que se contempla en la Ley del suelo y en el Reglamento que la desarrolla y que servirá de punto de partida para la posterior elaboración de los planes básicos municipales para los ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes.

Este plan establecerá una regulación de carácter general de los diferentes usos del suelo y de la edificación, de acuerdo con sus determinaciones, a través de unas ordenanzas tipo, que serán incorporadas en los planes básicos municipales, según las características propias de cada ayuntamiento.

Asimismo, y como referencia, estas ordenanzas también podrán ser tomadas en consideración en la redacción de los planes generales municipales.

El ámbito de aplicación del Plan Básico Autonómico abarca la totalidad de la Comunidad. En consecuencia, será de directa aplicación en los ayuntamientos que carezcan de planeamiento y tendrá carácter complementario del planeamiento municipal en aquellos ayuntamientos en los que exista, supliendo las posibles indeterminaciones y lagunas del planeamiento municipal vigente.

El plan encaja como un paso intermedio para conseguir que cada ayuntamiento posea una ordenación operativa de su territorio. Así, en desarrollo del Plan Básico Autonómico, se elaborarán los planes básicos municipales para los ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes que no cuenten con un instrumento de planeamiento general.

Con la aprobación inicial del Plan Básico Autonómico, se está dando un paso más para dotar de los instrumentos que permitan conseguir tres objetivos:

  • ningún ayuntamiento sin plan general
  • desarrollo ordenado y sostenible de nuestro medio rural para posibilitar su puesta en valor
  • la protección del paisaje