Ayer el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Ourense organizó una reunión con los colegiados de la zona de Valdeorras, Viana y Trives para recoger la situación actual en la zona.

Estas reuniones, que tienen por objetivo desplazar el organismo colegial a distintos puntos de la provincia, comenzó el ciclo 2017-2021 en O Barco.

En ella se trataron asuntos como el estudio de los precios de referencia de la construcción, seguridad y calidad de las obras, tramitación de licencias y se analizó la relación de los aparejadores con clientes y administraciones locales a fin de mejorar los servicios que estos ofrecen a la sociedad.