El acto que se celebró en el local social de los aparejadores, con las medidas de seguridad sanitarias recomendadas, no pudo contar con la presencia de familiares ni amigos, siendo exclusivo para los protagonistas.

Tal y como expresó el presidente del COAT, Darío López, se trata del acto con mayor importancia dentro de su colectivo profesional pues se ensalza la trayectoria de los aparejadores en la sociedad, en un momento de dificultades pero que “ahora más que nunca se debe poner en valor”, recalcó.

Los homenajeados Jorge González, con 25 años de profesión, señaló “la importancia de la formación continua en un sector en permanente evolución”. Por su parte, Delmiro Piñeiro, con 50 años de trayectoria ininterrumpida, aconsejó a los jóvenes no tener miedo a los retos, y destacó la importancia de estudiar los proyectos antes de iniciar la ejecución de las obras de construcción.

Con la entrega de insignias de Oro y Plata a los homenajeados se puso punto final a un acto privado y muy emotivo.

RosaSuarez_DarioLopez_DelmiroPiñeiro presentacion presentacion2